was successfully added to your cart.

Se han escrito múltiples libros sobre la muerte y mejor sobre la transformación de la publicidad. Dicen casi todos que dicen que ahora lo que deben hacer las marcas es generar contenido audiovisual relevante para su audiencia. Suena fácil, pero vaya hágalo….

Todos los expertos en mercadeo hablan de esto como la gran oportunidad de reemplazar los molestos avisos e interrupciones de la publicidad tradicional, por contenidos que le agreguen valor a su audiencia. Pero es tal la cantidad de canales existentes, y todo pasa tan rápido que mantener la atención de la audiencia sobre una marca es diría yo: imposible. Cuando la marca no pauta su publicación, seguramente nadie la va a ver, pues los timelines de las diferentes redes se llena tan rápido de nuevo contenido que la publicación pasará al final de la fila en cuestión de minutos. Y si se pauta, pasa lo mismo que pasaba antes en televisión, radio o medios impresos. El espectador tratará de obviarlos, de adelantarlos, o no verlos.

Los dueños de las redes sociales más exitosas han inundado sus canales de publicidad, se supone que lo hacen con mensajes afines a los intereses de la persona que los va a ver… pero vaya ud a ver. Yo siento que ya están igual de molestos a los antiguos comerciales de televisión. Interrumpen lo que uno está tratando de ver, los repiten muchas veces y muchos no tienen nada que ver con lo que me interesa.

DEJA UN COMENTARIO